10 Mitos y Verdades sobre el Envejecimiento

¿Todo lo que se dice sobre la vejez es verdad? ¿tiene usted estereotipos sobre el envejecimiento? Si queremos empezar a respetar y a conocer mejor el envejecimiento, el primer paso es pensar sin estereotipos. La experta Ana María González nos explica  qué es el edadismo y otros esterotipos, y en la segunda parte nos invita a realizar un test con 10 preguntas que nos ayudan a evaluar qué idea tenemos sobre el envejecimiento

foto por jessicamera11

Cada uno de nosotros, con un poco de suerte en un momento de nuestra vida seremos personas mayores y seremos vistas como tales por el resto de la sociedad. La cual actualmente valora la juventud y la belleza por encima de la vejez y la sabiduría. Entonces toca preguntarse cómo nos gustaría que nos vieran y nos trataran: como seres únicos, con nuestras propias fortalezas y debilidades, o bajo la lupa de las creencias estereotipadas que la sociedad tiene sobre nosotros, sin la posibilidad de demostrar lo que seguimos siendo y podemos ser. La respuesta está clara.

Podemos definir los estereotipos como las creencias que mantiene una persona o un grupo de personas sobre un grupo social. Se traduce en una imagen subjetiva sobre ese colectivo. Los efectos que ejercen los estereotipos sobre las personas mayores son enormemente tóxicos e influyen en ellos a través de dos vías: la de la sociedad en la que vive (familiares, cuidadores profesionales, etc.) y la de los autoestereotipos. La primera de ellas influye implantando lo que se denomina edadismo, o en otras palabras, la discriminación de las personas debido a su edad, comenzando por algo tan simple como el lenguaje empleado con palabras como “viejo”. De la concepción negativa sobre el envejecimiento deriva que sean tratadas con infantilismos (“son como niños pequeños”), sin darles la posibilidad de demostrar que aún tienen valía (por ejemplo, poniéndoles pañales en lugar de entrenarles en control de esfínteres) y sin favorecer el cambio (“es normal que esté triste porque es mayor”). Esto se produce hasta el punto de excluirles de los ámbitos en los que antes eran agentes y ahora son sólo observadores.

Como consecuencia, pero actuando juntas como en un círculo vicioso, se encuentran las creencias erróneas negativas que tienen hacia ellas mismas, los autoestereotipos, los cuales precipitan que se comporten de manera ajustada a lo que se espera de ellas (“yo ya soy mayor”); se aumenta el estrés y la resignación (“yo ya no sé hacer estas cosas porque soy mayor”),  en diferentes tipos de tareas, lo que disminuye irremediablemente el rendimiento. Tanto unas como otras, exageran las características negativas, o inventan otras sin base real, sin atender  a importantes características positivas, ignorando la variabilidad y dificultando el cambio. Las consecuencias pueden ser una pérdida de la independencia de forma prematura, mayor discapacidad, mayores índices de depresión y una mortalidad anticipada en personas que llevarían una vida satisfactoria en otras circunstancias. De hecho, existen estudios que demuestran que las personas mayores con una imagen positiva del envejecimiento, viven una de media de casi 8 años más que las personas que no la tienen.

TEST
Os proponemos que comprobéis si mantenéis estereotipos hacia las personas mayores y cuáles son estos estereotipos, respondiendo brevemente a las siguientes preguntas que os formulamos y posteriormente, probando cuáles son mito y cuáles, verdad:

  1. ¿La mayoría de las personas mayores tienen demencia?
  2. ¿Las personas mayores tienen mayores dificultades visuales y auditivas?
  3. ¿Las personas mayores tienen más accidentes de tráfico como conductores que otros grupos de edad?
  4. ¿Las personas mayores ya no tienen capacidad de aprendizaje?
  5. ¿Ser joven es lo más importante para estar en buena forma física?
  6. ¿Las personas mayores son más infelices que otros grupos de edad?
  7. ¿Las personas mayores tienen menos apetito sexual?
  8. ¿Es para las personas mayores más difícil cambiar?
  9. ¿Las personas mayores son muy parecidas entre sí?
  10. ¿La depresión es más común en la vejez?

Respuesta 1: Mito. Tan sólo entre el 6 y el 10% de las personas mayores de 65 años padecen demencia. Y de entre las personas de más de 85 años, un 20% la padecen. Además, algunos tipos de demencias pueden ser reversibles.

Respuesta 2: Verdad. A partir de los 40 años aproximadamente se comienza a producir un deterioro en la capacidad visual y auditiva. Sin embargo, solamente el 30% de los sujetos mayores de 70 años tienen verdaderos problemas de audición. En edades más avanzadas hay una pérdida del sentido del gusto. Sin embargo, la mayoría envejecen de forma satisfactoria.

Respuesta 3: Mito. Las personas mayores suelen tener menos accidentes que los conductores más jóvenes, de hecho, los conductores con más accidentes son los que obtuvieron el carnet de conducir cuatro años atrás. La explicación de esto es que las personas mayores, a pesar de ser más vulnerables debido al deterioro de sus capacidades cognitivas, sensoriales y motoras, también son conscientes de ello y por tanto, evitan situaciones que pueden ser de riego como conducir por la noche, realizar recorridos desconocidos, velocidades elevadas, etc.

Respuesta 4: Mito. Pueden aprender prácticamente igual que una persona joven si se encuentran motivados en la tarea. Únicamente necesitan más tiempo y mayor número de ensayos.

Respuesta 5: Mito. La práctica es más importante para estar en buena forma física que la edad. De hecho, podemos compensar la pérdida de fuerza física, por ejemplo, dedicándole más tiempo.

Respuesta 6: Mito. La infelicidad no está relacionada con la edad. De hecho, hay estudios que indican que los más felices son las personas de 20 y 90 años.

Respuesta 7: Verdad. Con el envejecimiento desciende el apetito sexual, debido en gran parte a los cambios hormonales que se producen. El 30% de los hombres mayores de 65 años manifiestan seguir teniendo apetencia, frente a un 7% de las mujeres.

Respuesta 8: Verdad.  Debido a la adquisición de hábitos fuertemente asentados a lo largo de la vida, las personas mayores son menos susceptibles a los cambios, y por tanto, es más difícil que cambien. Sin embargo, si están motivadas en hacerlo y disponen de la ayuda necesaria, podrán hacerlo. Las personas mayores también pueden aprender cosas como utilizar las nuevas tecnologías.

Respuesta 9: Mito. El haber vivido más tiempo supone haber experimentado muchas más cosas, tanto positivas como negativas, diferentes a las que experimentan otras personas. Estas vivencias configuran el carácter por lo que es de entender que las personas mayores sean más diferentes entre sí, maximizándose la variabilidad.

Respuesta 10: Mito. En determinadas poblaciones la prevalencia de depresión no muestra diferencias entre personas jóvenes y mayores. Este estereotipo puede ser explicado porque la prevalencia de depresión en instituciones es muy alta, debido a los cambios que experimenta la persona en su vida. Sí es cierto que las personas mayores confiesan tener más sentimientos de soledad, pero en realidad, la aparición de estos sentimientos es dependiente de la red de apoyo con la que cuenta la persona.

Después de comprobar cuáles de nuestras creencias sobre las personas mayores son tan sólo estereotipos que no se ajustan a la verdad, pero que se comparten en la sociedad, nos queda una cosa por hacer. Darles el lugar que les corresponde y que merecen, como seres únicos y diferenciados, y tratarles de ahora en adelante de una manera más ajustada a la realidad.

Escrito por:
Ana María González
Psicóloga especializada en Psicogerontología

 

Acerca de Ana Maria Gonzalez

Psícologa. Master en Psicogerontología de la Universidad de Salamaca.
Esta entrada fue publicada en Vejez. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a 10 Mitos y Verdades sobre el Envejecimiento

  1. Arantxa Peinado dice:

    Creo que me ha servido mucho este “mitos y verdades”, soy de las que pensaba que a veces son como niños. Ahora me doy cuenta del error de planteamiento, gracias. ;)

  2. Antonio Pérez Ballesteros dice:

    Soy una persona de 70 años. Estoy totalmente de acuerdo co la Psícologa Ana Maria Gonzalez. Vieja solo es la ropa, y aún remendándola sigue siendo util. Para los mayores el mejor remiendo consiste en no dejarnos hacer el roto. No se si mi ejemplo puede servir a otros de mi edad, pero les puedo asegurár que me encuentro con tanto o más estimolo de aprender, que cuando tenia 15 años. Me jubilé a los 65 años. A la primera prueba que nos sometimos mi esposa y yo, nada más jubilarlos fue el hacer andando el Camino de Santiago. Nueve rutas, a una media de 25 kilómetros diarios. Total 225 kilómetros. El trayecto fue Ponferrada/Santiago de Compoetela. Se lo recomiendo a todos los que quieran conocer su estado fisico y moral. Pocas cosas de las que hemos hecho, nos han resultado más gratificantes. Hace cinco años no hubiera podido escribir esto, por que desconocia la informática. Ad, los sudoku de Nintendo, son el mejor sedante para calmar dolores y coger el sueño.

  3. Ana María González dice:

    Muchas gracias por compartir con nosotros su experiencia personal, que es un claro ejemplo de lo que hemos intentado transmitir con este artículo. Siga con esa vitalidad, por que gracias a personas como usted, la manera de ver a las personas mayores está cambiando.

  4. M.Josefa girona dice:

    Estoy de acuerdo con la mayoria de las cosas pero si es verdad que la soledad de las personas mayores segun sus ciercunstacias es muy, muy grande.

    • Ana María González dice:

      Como se dice en el artículo, los sentimientos de soledad no son propios de las personas mayores, si no que están relacionados con su percepción de no tener compañía y no recibir atención y cariño de las personas que les rodean. Pero en esto la sociedad puede y debe hacer mucho por ellos, como ya se hace con acciones para el acompañamiento desde diversas organizaciones.
      Gracias por tu comentario.

  5. Kimera dice:

    Estoy totalmente deacuerdo con la doctora Ana Maria Gonzalez en la cantidad de esterotipos sobre las personas mayores y lo fuertemente arraigados que están en la sociedad. En mi trabajo con las personas mayores tengo que decir de lo mucho que disfruto al escucharles, pues aprendo mucho de ellas. Tengo que decir que su experiencia y sabiduria acumulada a lo largo de los años, a veces he pensado en ponerla por escrito ,pues me da pena que se pierda. Sin embargo, tengo que admitir que es muy dificil cuando es la própia persona la que se niega a mejorar o se encierra en la idea “ahora ya soy muy mayor para….” y se niega a hacer cosas que yo sé que puede hacer sin dificultad.. Y lo cierto es que no sé como hacerselo ver pues se encierra en su “no puedo…” y me agota. Y eso me entristece. ¿Cómo ayudar a alguien con una forma de pensar tan negativa? Gracias de antemano.

    • Ana María González dice:

      Gracias por compartir con nosotros tu inquietud. Realmente es muy difícil lograr que una persona derribe su propia negatividad y reticencia, pero esto ocurre en cualquiera de los ámbitos de intervención psicológica, en los que es imprescindible que la persona se implique. No sirve de nada obligarles a hacer lo que no quieren, y es inútil esperar un cambio radical en la persona. Por esto, lo que yo te recomiendo es que comiences explicándoles el beneficio que pueden obtener de realizar la actividad en su calidad de vida. Deben comprender que no es una obligación que se le imponga simplemente porque sí. Invítales a intentarlo, insistiendo en que no es tan importante que lo hagan bien si no que lo intenten, y muestrales cómo lo deben hacer. Finalmente, lo que es imprescindible es reforzar positivamente cada pequeño paso que den hacia la realización de la actividad, al principio cuánto más pequeño mejor, independientemente de que sea realizado correcta o incorrectamente. Sin duda, el profesional tiene que demostrar afecto y paciencia para conseguirlo y aún así, no tiene por qué ser fácil.
      Espero que te sirvan estos consejos y nos comentes tus progresos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>