Coaching para Directores de Residencias y Auxiliares de Geriatría

El Coaching para Directores de residencias y auxiliares de geriatría es una herramienta poderosa para disminuir los niveles de estrés y realizar la tarea del cuidado, cuidándose y dando el mejor trato al otro. El especialista en Coaching José Barroso nos explica en qué consiste.

foto por Worcester Academy

Hace algunas fechas hablábamos sobre la efectividad y los beneficios del coaching para los mayores, y como este podía incidir significativamente en su calidad de vida. El presente artículo trata de cómo esta herramienta puede asimismo mejorar el desempeño, el rendimiento y hasta reducir el estrés del personal auxiliar y directivo de las residencias geriátricas.

Refiriéndonos al ámbito empresarial, el coaching moderno está destinado a mejorar el rendimiento y la productividad de los trabajadores a través de un trabajo de aprendizaje (y reaprendizaje) interior. Está basado en la búsqueda de nuevas soluciones y el abandono de antiguos planteamientos y paradigmas que si bien resultaban adecuados en el pasado para resolver los dilemas, hoy pueden no serlo, haciendo que estos tiendan a enquistarse o bloquearse.

Adicionalmente, el coaching está destinado a potenciar el liderazgo del directivo o responsable, haciéndole partícipe del desarrollo de sus colaboradores en cuanto a que estos alcancen el grado de confianza y destreza técnica necesario para poder ejecutar sus tareas y cometidos con total autonomía, alcanzando cada vez mayores cotas de delegación. Por último, es posible también efectuar una revisión del estado emocional personal que, sin duda, ejerce una influencia decisiva en el devenir diario laboral.

El coaching empresarial o ejecutivo además tiene la particularidad de que se hace bajo los auspicios de la empresa. Esto es, es la empresa la que define objetivos y necesidades, y el proceso se diseña en torno a ellos, alineándose con la filosofía, valores y misión de la empresa donde se realice, sea de forma individual o colectiva (modalidad esta empleada con equipos constituidos, fundamentalmente) . Pero contrariamente a lo que pudiera pensarse, es un proceso de máxima independencia y confidencialidad para con el trabajador o el directivo, extremo este muy importante que debe ser aclarado con la empresa desde el inicio, puesto que a veces (cada vez menos) se ha tendido a confundir el coaching con una evaluación o con una manera de “investigar” las razones ocultas de los empleados, e incluso de averiguar “razones” que puedan justificar una extinción de contrato.

Es labor del coach aclarar esto a la empresa desde el principio, pues la confidencialidad y la confianza es uno de los pilares de la relación de Coaching , figurando nada más y nada menos que en los códigos éticos publicados por diferentes asociaciones, que siguen la mayor parte de coaches. Un proceso de coaching empresarial o ejecutivo es un proceso de desarrollo del trabajador, buscando un “refresco” interno, un aumento de su rendimiento y en consecuencia un beneficio directo para la empresa. Esta y no otra es su razón última, y la que debe mover a la empresa para plantear o no su contratación.

Si nos detenemos en los auxiliares de geriatría y su casuística, el coaching puede mejorar, además de la propia productividad laboral tomada en su sentido más amplio, aspectos relacionados con el estrés, el síndrome del quemado o “burnout” y los posibles bloqueos por causas emocionales, tan comunes en esa profesión. Puede dar, de hecho una nueva perspectiva a personas que incluso han perdido o están perdiendo motivación por su labor, puesto que la revisión interna de supuestos y creencias facilita ese “drenaje” que limita muchísimo la energía, y en consecuencia la dedicación. En ese sentido puede convertirse en un proceso extremadamente liberador para la persona, que puede “soltar” pesadas cargas acumuladas durante mucho tiempo. Acompaña también en la asunción de responsabilidades nuevas y en general en todo tipo de cambios a los que pueda  estar sujeto/a el/la auxiliar.

En su modalidad grupal, el coaching favorece la cohesión, el espíritu de equipo y la consecución de objetivos marcados de todo tipo, sean directamente relacionados con la repercusión económica o sean puramente de servicio (trabajar conjuntamente para lograr mejores condiciones de los residentes, coordinarse efectivamente para conseguir un servicio mas efectivo e integral, y muchos más que puedan plantearse por la empresa o por el mismo equipo.

En cuanto a los directores  y gestores de residencias, evidentemente sus beneficios alcanzan de igual manera que a sus similares de otro tipo de empresas. Un gestor de equipos, como es el director de una residencia, debe poseer cualidades técnicas obvias, pero su labor tiene un altísimo componente de liderazgo de los mismos, entendido desde el punto de vista del desarrollo de sus integrantes para que alcancen cotas de responsabilidad que les permitan efectuar tareas delegadas sin supervisión. Desde la propia asunción del cargo, donde se puede preparar con coaching al directivo para que asuma e integre en el menor tiempo posible su nueva condición y responsabilidades, hasta el reciclaje intermedio para buscar nuevas vías para acometer soluciones a los problemas,  el manejo de conceptos como inteligencia emocional, asertividad, empatía, etc.., e incluso de cara a la mejora continua, extremo muy importante en la vida del directivo (en ese sentido es como un atleta de élite, debe entrenar con profusión para estar preparado cuando surja la máxima exigencia). Es por tanto el coaching una herramienta eficaz y que proporciona altos beneficios a auxiliares de geriatría y directores, redundando sin lugar a dudas en su productividad y, al fin y al cabo, repercutiendo en los resultados del ejercicio de la empresa.

Escrito por: José Barroso
Especialista en coaching

Acerca de Jose Barroso

Director Ejecitivo de Coaching para Todos. http://coachingparatodos.com
Esta entrada fue publicada en Salud en la tercera Edad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>