Consejos para realizar una actividad de estimulación cognitiva en Casa

La estimulación cognitiva para personas mayores puede realizarse a través de terapias sin fármacos que se pueden hacer en casa. A continuación podemos leer varios consejos recomendados por la especialista en Psicogerontología Ana María González y un ejemplo de actividad con imágenes que ayuda a estimular la memoria y las capacidades de atención.

foto por Sweet peas

Los cuidadores de personas con algún tipo de demencia, ya sean familiares o trabajadores, en la mayoría de las ocasiones se ven abrumados por la situación del enfermo. Es duro para ellos observar cómo poco a poco van perdiendo su capacidad para vestirse solos, nombrar objetos, reconocer a gente conocida, etc. Aunque no podemos darles a estas personas una cura que detenga la progresión de la demencia, sí disponemos de diferentes intervenciones no farmacológicas, que junto a una medicación adecuada, permiten enlentecer el proceso de pérdida de capacidades.

En revisiones de estudios sobre los beneficios de diversas terapias no farmacológicas en pacientes con demencia se han encontrado resultados positivos en la cognición de los participantes, mejorando en atención, orientación, memoria, lenguaje y en cognición en general. Se observa también un menor deterioro de las actividades instrumentales de la vida diaria frente a otros pacientes que sólo reciben los cuidados normales. En cuanto a las alteraciones conductuales, se observa además una mejora en el control emocional, los problemas de conducta y las conductas disruptivas.

Terapias no farmacológicas: La mejoría progresiva en el estado de ánimo de enfermos de Alzheimer se ha observado también como beneficio de determinadas de estas terapias. Un valor añadido importante a estos beneficios es que las terapias no farmacológicas están exentas de efectos secundarios, además de generar un menor coste sanitario para la administración. Sin embargo, ambas terapias deben proporcionarse complementariamente para potenciar su eficacia. Algunas de las terapias no farmacológicas están enfocadas en las capacidades cognitivas, otras en las conductas (modificación de conducta) y otras se centran en el ámbito social.

Estimulación cognitiva: la estimulación cognitiva, por su parte, consiste en ejercicios planificados que persiguen el objetivo de estimular las capacidades cognitivas que se encuentren aún preservadas, para lo que es necesaria una valoración integral previa realizada por diferentes profesionales.

Ejemplo de una actividad de estimulación que puede ser realizada cómodamente en el domicilio:

Antes de comenzar a describir la actividad que os proponemos, es necesario tener en cuenta una serie de indicaciones que facilitarán que la sesión se desarrolle con normalidad y con resultados satisfactorios, tanto para los cuidadores como para los pacientes:

1. Llevar a cabo las actividades dentro de una rutina mejorará la orientación del paciente y facilitará su colaboración. Emplear, en la medida de lo posible, la misma sala y el mismo horario.

2. Elegir una sala con buen ambiente (temperatura y sonido) en el que no se esperen distracciones. Es preferible un sólo cuidador para la actividad.

3. Se recomienda que la duración de la sesión sea aproximadamente de una hora, y al menos tres veces por semana. Se deberá reducir con la gravedad del paciente a 35-40 minutos todos los días de la semana para reducir el efecto fatiga.

4. La actividad se debe proponer al paciente como una invitación, nunca como una obligación. Si en ese momento se muestra reticente, probaremos con una actividad distinta, que atraiga más su atención o se aplazará para otro momento.

5. Emplear un tono y un timbre de voz ajustados a sus posibles limitaciones auditivas. Hablarles despacio, vocalizando y de frente para que puedan leernos los labios si lo precisan.

6. Ser pacientes y respetar el tiempo que necesiten para pensar la respuesta.

7. No confrontar los errores. No se trata de que aprendan lo que no saben, si no que practiquen lo que sí pueden hacer. En su lugar, premiaremos los aciertos con palabras de afecto.

8. Proponer actividades adecuadas a su capacidad cognitiva; no deben ser demasiado difíciles pero sí suponer cierta dificultad.

9. Antes y después de la actividad realizaremos una breve orientación en tiempo y espacio. relacionándolo con fiestas nacionales, etc. “¿Qué día es hoy?”, ¿En qué mes estamos?”, “¿En qué estación del año?” “¿Qué se celebra hoy en España?” “¿En qué ciudad estamos?”, etc.

Actividad con imágenes: La actividad está dirigida a pacientes con deterioro cognitivo moderado, aunque ajustando su dificultad puede ser utilizada con personas con deterioro grave que aún conserven el lenguaje. Como veréis es una actividad muy sencilla. Consiste en presentar diferentes imágenes para que nos describan lo que ven, como objetos, personas, edificios, etc., y sus cualidades: color, forma, olor y textura. De esta forma estimulamos el lenguaje, a la vez que les formulamos preguntas a modo de conversación que estimulen la memoria; “¿Qué es?”; “¿Para qué se utiliza?”; “¿Dónde podemos encontrar más?”. Cuando se hayan descrito los elementos de las imágenes, y cuando el estado cognitivo del paciente lo permita, continuaremos con las acciones que se observan, las intenciones que se puedan extraer de las personas, los antecedentes y las consecuencias, estimulando así las funciones ejecutivas. Por ejemplo, en una imagen en la que se observe un vaso de cristal en vilo en una mesa, la consecuencia que se puede extraer es que el vaso caerá y se romperá el cristal en muchos pedazos.

Material: Estas imágenes pueden obtenerse de revistas y de internet. Deben ser variadas, atractivas y contener diferentes elementos con los que podamos trabajar, aunque no demasiados para que puedan centrar su atención. No utilizar material demasiado infantil. Os animamos a ponerlo en práctica y a que nos comentéis vuestros resultados.

Escrito por:
Ana María González Jimenez
Especialista en Psicogerontología

Acerca de Ana Maria Gonzalez

Psícologa. Master en Psicogerontología de la Universidad de Salamaca.
Esta entrada fue publicada en Alzheimer y memoria. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Consejos para realizar una actividad de estimulación cognitiva en Casa

  1. Graciela Casale dice:

    Super interesante y atractivo. Yo lo practico en taller grupal de (estimulacion cognitiva) con Paulita, psicologa especializada!!!!!!!!!!! donde realizamos todo tipo de practicas y ejercicios, sobre lo que mas valoro: el control emocional y el enriquecimiento verval de un grupo selecto. Graciela. Miramar Pcia de Bs As.

  2. Yolanda Jiménez dice:

    Artículo muy interesante y bien planteado. Vocabulario claro y directo. Muy útil.
    Gracias por publicarlo.

  3. Ruth dice:

    Hola. Me gustaria saber si la estimulación cognitiva solo puede ser realizada por los psicólogo, o existen otros profecionales perfectamente capacitados para esta práctica.

    Muchas gracias

    • Ana María González dice:

      En mi opinión, los psicólogos especializados en gerontología y/o en demencias, como los neuropsicólogos y los psicogerontólogos, son los profesionales más adecuados para realizar las intervenciones cognitivas debido a su amplio conocimiento de los cambios que se producen en las funciones cognitivas durante el envejecimiento y en los procesos neurodegenerativos. No obstante, considero que existen otros profesionales capacitados para dinamizar estas actividades, como los terapeutas ocupacionales, pero en mi opinión siempre bajo un programa de intervención realizado y supervisado por los profesionales anteriores.
      Gracias por tu pregunta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>