¿Cuál es la función del Psicólogo en las residencias de mayores?

El trabajo del psicólogo en las Residencias y Centros de día es muy importante, pero es usualmente desconocido.  Cumple una función fundamental para ayudar en el proceso adaptativo de la persona mayor, conociendo cada caso e incentivándole a participar en distintas actividades, entre otras cosas. La Psicóloga experta ana Belén Martín nos explica este tema.

foto por Lucien Tj

Dejando a un lado los temas relacionados con la estimulación cognitiva, nos ha parecido interesante dedicar un espacio a aclarar cuál es la función del profesional de la psicología en las residencias y centros de día en los que se atiende a las personas mayores.
En no pocas ocasiones se habla de que la residencia tiene servicio de psicología, pero no se profundiza en la labor de este profesional ni, normalmente, nos preguntamos acerca de ello, sino que se suele dar por supuesto que es una figura que resultará positivo para nuestro familiar atendido en este recurso.

Siguiendo a la Confederación Española de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras demencias (CEAFA), en su publicación sobre el Modelo de Centro de Día, podríamos referir, como funciones del psicólogo, las siguientes:

1. Realizar la valoración neuropsicológica, el diagnóstico emocional y conductual del enfermo y elaborar el correspondiente informe psicológico.
2. Marcar los objetivos terapéuticos y evaluar los programas de psicoestimulación individual y grupal, en colaboración con el personal técnico.
3. Realizar el seguimiento de la intervención.
4.  Establecer estrategias de intervención conductual y emocional con el paciente.
5. Custodiar y mantener al día la documentación relativa a la evolución de la enfermedad, en cuanto a capacidades cognitivas y funcionales y el estado emocional y conductual del paciente.
6. Realizar la valoración y tratamientos psicológicos de patologías relacionadas con el cuidador principal en lo relativo a la relación con el usuario y su entorno.
7. Programar las actividades de intervención con la familia para la aceptación y afrontamiento de la enfermedad.
8. Organizar y dirigir los grupos de autoayuda y terapia familiar.
9.  Colaborar en las tareas de reclutamiento, selección, formación y salud laboral.
10. Diseñar, colaborar y participar en los estudios de investigación que se estimen oportunos.
11. Proporcionar formación e información a las familias de los usuarios y a las instituciones dentro de las materias de su competencia.

Este perfil es muy específico para aquellas residencias de ancianos o centros de día que atienden mayores con deterioro cognitivo pero, en su mayoría, se trata de funciones fácilmente extrapolables a otros recursos donde su población diana no tiene por qué padecer una demencia o similares.

Siendo así, para poder tener una amplia idea que cuál es el papel que ejerce el profesional de la psicología en estos servicios, podemos recursos al perfil denominado por el Colegio Oficial de Psicólogos como Psicólogo de la Intervención Social. Este perfil profesional de la psicología trabaja en distintos ámbitos: intervención en la comunidad, familia e infancia, discapacidad, mujer, juventud… y, por supuesto, la tercera edad que es uno de los ámbitos en los que mayor proyección existe actualmente.

Según afirma el COP, “el enfoque en el que la vejez era caracterizada fundamentalmente por un declive y deterioro generalizado, ha ido cambiando hacia una visión de esta etapa de la vida como un reto adaptativo que cada persona supera de forma diferente en función de un conjunto de factores muy heterogéneos”… “El psicólogo ha pasado a tener un papel relevante en la intervención con las personas mayores desde esta perspectiva del envejecimiento como una etapa evolutiva especialmente importante en el que la calidad de vida se ve especialmente amenazada. El objetivo es ayudar en este proceso adaptativo tanto con intervenciones sobre el propio sujeto como con su entorno familiar o de convivencia”.

“La evaluación psicológica en esta edad exige una adaptación de las técnicas que son utilizadas en otros ámbitos, así como el desarrollo de instrumentos específicos (actividades de la vida cotidiana, salud percibida, etc.). Las intervenciones individuales y grupales están dando lugar a programas de habilidades cognitivas y sociales, de dinamización de la actividad y el ocio, de la participación social, etc.”

Teniendo en cuenta lo dicho anteriormente, las funciones que podemos asociar a la figura del psicólogo en este ámbito de la intervención social y centrándonos en la atención a las personas mayores serían las siguientes:

Atención directa. Se orienta hacia la “construcción de habilidades, competencias y recursos que permitan a la persona mayor enfrentar sus problemas con mayores probabilidades de éxito”.

Asesoramiento y consultoría. Se trata de una intervención indirecta dirigida al personal o a la dirección de programas o servicios respecto “de su funcionamiento, implementación, opciones alternativas, superación de crisis,…”.

Dinamización comunitaria. De cara a concienciar a la comunidad y dinamizar el potencial de recursos existentes.

Investigación. investigación sobre funcionamiento y mejoramiento de protocolos de atención y otras actividades y relaciones en la residencia.

Planificación y programas. “Para alcanzar el óptimo grado de estructuración de los componentes de la intervención”.

Evaluación de programas. Una vez se han puesto en marcha las distintas planificaciones y programas colectivos e individuales, es necesaria su valoración para tomar decisiones al respecto, hacer cambios, mantener el programa, etc. buscando siempre la consecución efectiva de los objetivos propuestos.

Dirección y gestión. En ocasiones, el psicólogo sólo asume sus funciones más técnicas pero, en no pocos casos, se va incorporando a este profesional dentro de los niveles de dirección.

Formación. Hablamos aquí de la oferta de actividades formativas dirigidas, tanto a los profesionales del entorno residencial, como a las propias familias de los usuarios de dicha residencia.

Como se puede observar, el campo de acción de un psicólogo y sus funciones asociadas en lo que a centros y residencias de personas mayores se refiere puede ser muy amplio y muy variado, pero siempre persiguiendo un objetivo común: la mejorar de la calidad de vida de los mayores y sus familias.

Escrito por:
Ana Belén Martin
Psicologa especializada en discapacidad

Acerca de Ana Belen Martin

Psicóloga especializada en Discapacidad. Directora de Algazara Psicología
Esta entrada fue publicada en Cuidado de Ancianos. Guarda el enlace permanente.

19 respuestas a ¿Cuál es la función del Psicólogo en las residencias de mayores?

  1. trinidad dice:

    ojala esta labor se hiciera en todas las residencias, pero si que estamos pagando este servicio que NO SE NOS DA!!!
    queda muy bien a la hora de ir a contratar el centro pero no vemos su labor

    • Buenos días Trinidad.

      Efectivamente, lo descrito en el artículo es lo que debe cumplirse, si bien es cierto, como tú afirmas, que en muchas ocasiones la realidad no es exactamente así.

      Ésto suele suceder por varios motivos, entre ellos, el número de pacientes para un solo psicólogo (que suele ser excesivamente elevado, las ratios no se cumplen) o el hecho de que este profesional se ve muchas veces “obligado” a realizar otras funciones además de las suyas, lo cual resta tiempo y atención al que debe ser su verdadero trabajo.

      Lo que sí te puedo confirmar, por experiencia propia, es que normalmente no es responsabilidad del psicólogo el llegar o no a cumplir todas sus funciones, sino que son cuestiones ajenas a este profesional las que le llevan a no dedicarse plena y exclusivamente al que debería ser su trabajo, y esto quema bastante a los profesionales (no sólo ocurre con esta figura).

      Pero todo es cuestión de seguir reivindicando lo que por derecho nos pertenece: a los psicólogos, porque es su verdadero trabajo y, a los pacientes, porque para eso pagan, verdad?

      Un saludo. Ana B. Martín

  2. isabel hernandez dice:

    Que buen articulo, muy instructivo. gracias

  3. andrea dice:

    pero en cuantas residencias existe la figura del psicólogo? desgraciadamente no les exigen tenerla y en la gran mayoría de ellas prescinden de ella para ahorrarse dinero. es una pena.

    • Es cierto Andrea.

      En centros de atención a población con discapacidad, sí están obligados a tener esta figura pero, en las residencias, hay ocasiones en que prescinden de ella y, bajo mi punto de vista, es un tremendo error.

      Pero te digo lo mismo que a Trinidad. Tenemos que seguir reivindicando nuestro lugar (los profesionales) y los servicios que necesitamos (los pacientes) porque creo que esta figura resulta fundamental en esta etapa de la vida.

      Un saludo. Ana B. Martín

  4. trinidad dice:

    continuamente seguimos reivindicando, se dan quejas a la comunidad de esto y cosas muy grabes q estan ocurriendo te contestan con una carta standar, te quemas porque ves que no se hace nada q solo es imagen y mientras tanto el residente sufre todo esto y mas.
    !! que pena!! y q luego digan que la figura del mayor es muy importante y q se preoupan!! dejemos tanta palabreia y cuando se va a empezar a tomar mediadas!!!

    • Tienes toda la razón!

      No sé en qué zona vives pero es cierto que ocurren estas cosas y más aún ahora con la excusa (aunque también realidad) de la crisis.

      Pero no debemos dejar de pedir lo que creemos justo y necesario, por muy agotador que resulte. Quiero pensar que, antes o después, se obtendrá algún resultado.

      Para lo que necesites, me puedes escribir a info@algazarapsicologia.es.

      Un abrazo. Ana B. Martín

  5. trinidad dice:

    La excusa de la grisis no vale , pues los 2000 euros q se pagan son todos los meses, crisis puede tener una tienda que deja de vender, pero el centro cobra todos los meses, y como dices es agotador, todos los dias cuando vas a ver a tu madre y estas mas de media hora pendiente q ese servicio jamas se lo dan, que las pastillas faltan, q los medicos (q te venden como q estan 24 horas) no hacen ningun seguimiento al paciente, q la comida cada vez la recortan mas, q estan 15 horas sin comer (cenan a las 8 y no les dan el desayuno hasta las 10 de la mañana del dia siguiente, esto dá lugar a que se solapen las pastillas) en fin……nos pasamos todos los dias haciendo escritos a la comunidad de madrid y a la dirección del centro y no hay solución. Sicólogcamente estamos agotados. Este negocio les sale redondo, y sin embargo nadie hace caso Y ESTO SABES Q TIENE UN NOMBRE
    saludos

    • La verdad es que lamento leer lo que comentas.

      Hay de todo como en botica pero te aseguro que, en lo que respecta a la escrito en el artículo, cuando existe la figura del psicólogo y le dejan trabajar, cumple con muchas o todas sus funciones.

      Si hay o no psicólogo o cuál es la realidad de algunos centros es algo que ya no puede decidir ni gestionar este profesional, sino que depende de otras personas, entidades u organismos.

      No obstante, sí te quiero hacer un apunte en lo que respecta a lo económico. Efectivamente tú pagas cada mes lo que te toca (que ya es una barbaridad) y por eso piensas que no les afecta la crisis. Pero en un centro de estas características hay muchísimos gastos y no llega con las cuotas de los usuarios, sino que dependen también de la financiación pública por subvenciones, ley de dependencia y similares. Ahí es donde les afecta la crisis porque, como estarás harta de escuchar en las noticias, las administraciones no pagan o lo hacen muy tarde en muchos sitios, lo cual repercute directamente en la atención la paciente.

      Es triste e injusto que ésto sea así pero es una realidad incuestionable.

      Te entiendo, de verdad, y por supuesto que, si me pongo en tu lugar, estaría agotada e indignada por lo que cuentas pero, si no estáis a gusto con el centro, no tenéis posibilidades de cambio? Hablo desde la ignorancia de la situación pero, tras intentos infructuosos por mejorar las cosas, yo sí me lo plantearía.

      Si en algo te puedo resultar de utilidad, ya sabes dónde escribirme.

      Un fuerte abrazo. Ana B. Martín

  6. Elizabeth Loyola dice:

    Cómo se vive la vejez y la vejez en general va cambiando, por eso el psicólogo, como tu dices, debe irse moldeando de acuerdo a los cambios que va exigiendo la vida, porque lo que si es cierto que la vejez no se vive de la misma manera que hace 20 años, ni todos los viejos envejecen igual, Gracias por la información
    Elizabeth

  7. JOSE ANTONIO dice:

    ¿POR CADA CUANTOS RESIDENTES ES NECESARIO UN PSICOLOG@? MUCHAS GRACIAS

    • Hola José Antonio.

      Normalmente, las ratios dependen del tipo de centro, es decir, de si es centro de día o también residencia, y de la población a la que atienden, específicos para mayores con demencias o no.

      En el caso de los centros para personas con demencia, la ratio sería de 1 psicólogo hasta 60 usuarios y dos a partir de esos 60.

      Para otras ratios, se dejo el enlace http://www.imsersomayores.csic.es/documentos/…/molina-requisitos-01.pdf que es de un documento donde especifican las ratios en función de las comunidades autónomas, ya que también son distintas según la comunidad en la que se ubiquen.

      Espero que te sirva la información. Un saludo. Ana B. Martín

  8. mar dice:

    Me gustaría me comentases Ana Belén más información sobre como trabajas, organizas el día, actividades, registros, artículos sobre el trabajo del psicólogo en residencias

    • Buenos días Mar.

      En primer lugar, pedirte disculpas por la tardanza en responder a tu pregunta. Han sido unos meses muy intensos en los que no he podido entrar en el blog y, además, llevaba mucho tiempo sin mirar mis entradas anteriores.

      Dada la amplitud de información que me pides, si aún estás interesada, te agradecería que me enviases un email a info@algazarapsicologia.es especificando un poco más el tipo de información y documentación que quieres para responder a todas tus preguntas y adjuntarte los documentos correspondientes. Cómo lo ves?

      Espero tu email, si no he llegado tarde.

      Un saludo. Ana B. Martín

  9. Mar dice:

    Yo soy psicóloga en una residencia para personas mayores y la verdad es que a veces tengo la sensación de estár haciendo más la funciones de terapia ocupacional que de psicóloga, yo la verdad es que todavía tengo poca experiencia ya que finalicé mis estudios recientemente y llevo unos seis meses trabajando, eso sí, creo que he tenido una suerte enorme por terminar y empezar a tabajar. Me gustaría saber que tipo de test se les puede pasar a los mayores aparte del minimental, ya que la residencia no tiene material psicológico en este aspecto y yo no se muy bien cuales son los que debería comprar. Un saludo y gracias

    • Hola Mar.

      La verdad es que tengo dudas de si realmente hemos estado en contacto vía email o no.

      Sea cual sea la respuesta, te agradecería que me lo confirmases vía email escribiéndome a info@algazarapsicologia.es para que, si necesitas alguna orientación, me la puedas concretar más y así te pueda ayudar de algún modo.

      Un saludo. Ana B. Martín

  10. J.F dice:

    Llevo muchos años de psicólogo en Residencia, y lo que dices de terapia ocupacional habrá que matizarlo. Los primeros programas de entrenamiento, intervención, rehabilitación..etc..cognitivo eran llevados por los pocos psicólogos que estabamos. Yo trabajaba con terapeuta y su intervención era programática, pero más parecido a lo que hoy serían los talleres de envejecimiento activo ( talleres de costura, grupo de cocina, coros, excursiones a museos….junto a intervenciones de recuperación funcional.
    La linea de enseñanza de las escuelas , luego facultades de terapia ocupacional, derivaron algunas en una orientación cognitiva, lo que unido a que concretaron más sus funciones ( nosotros hemos “coordinado” “dirigido”, y a veces diluido nuestras tareas), su contratación era más barata, su asociaciones , antes que colegios, se movieron bien….han logrado que su presencia sea reglamentariamente obligatoria en Residencias …….y nos han comido parte de la tostada. A su vez profesiones nuevos en le campo de animación , les han ido empujando a las áreas de intervención cognitiva.
    Como psicólogo ¿ que hacer?. Sin polemizar , valoro por la experiencia que nuestro formación neurólogica nos permite realizar programas más reales y aplicados a la valoración realizada en base a deficits o mantenemientos de procesos neurógicos. Nos exige un esfuerzo más formativo, y puede que no vaya con la idea generalista de programas iguales para todos, con resultados dudosos, pero si con intervenciones eficaces e individuales.

    • Buenas noches J.F.

      Estoy bastante de acuerdo contigo aunque, en realidad, creo que se trata de un debate mucho más extenso que, posiblemente, trasciende los límites de este blog, aunque resultaría muy interesante, la verdad.

      Un saludo. Ana B. Martín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>