La Capacidad de Aprendizaje en las Personas Mayores

El aprendizaje en la vejez tiene una relación muy fuerte con la motivación que la persona mayor tenga para iniciar una tarea, desarrollar un proyecto o profundizar en un tema. La psicogerontóloga Olga Sanz, autora y colaboradora en Infoelder.com nos explica este interesante tema, el cual está en total relación con el envejecimiento activo.

Foto por DR.RawheaD

La capacidad de aprendizaje que tiene cada individuo está directamente relacionada con su capacidad intelectual y oros factores, entre los cuales destacan los motivacionales. Existen en la actualidad demasiados tópicos, sin duda erróneos, sobre el envejecimiento, y uno de estos tópicos es que al alcanzar una cierta edad una persona es “demasiado mayor para aprender”. Esta sentencia carece de total sentido, más aún cuando la persona tiene menos de 60 años, pero ¿Qué ocurre con las personas mayores de sesenta años?

Sucede que su capacidad de aprendizaje continúa siendo realmente amplia, sobre todo si también se mantienen amplios los factores motivacionales de que cada uno dispone.

Es posible, sin ninguna duda, aprender la misma clase de conocimientos y habilidades a los sesenta y cinco años que a los dieciocho. Hay factores, no obstante, que pueden influir en que se dé un detrimento en el rendimiento de la persona mayor, como por ejemplo la disminución de la agudeza sensorial (hipoacusia, déficit de visión), mayor fatigabilidad, etc.; pero ninguno de estos factores están directamente relacionados con la disminución en la capacidad de aprendizaje.

Es decir, existen por supuesto ciertas facultades mentales que sufren el paso del tiempo, como la memoria, la capacidad de concentración y la agilidad mental, pero son facultades que pueden compensarse, por ejemplo, con una alta motivación y un gran interés hacia la tarea.

¿Qué es la motivación y por qué es tan importante?: La motivación es el deseo constante de superación. La motivación es intrínseca cuando la persona fija su interés en el hecho de realizar una actividad por el placer y la satisfacción que experimenta mientras aprende, explora o trata de entender algo nuevo.

De hecho, diversos estudios al respecto han demostrado que las personas de edad avanzada son capaces de obtener niveles de conocimiento iguales o mayores que los de las personas más jóvenes si disponen de una alta motivación para ello.

Se ha visto que un factor definitivo y concluyente parece ser el uso de estrategias de aprendizaje diferentes para las personas mayores, como por ejemplo el hecho de no tener tanto en cuenta la rapidez en la tarea, sino la calidad y el propio disfrute de la misma.

Así pues, resulta maravilloso ver como una persona mayor estudia con mucho interés y constancia una lengua extranjera, o es capaz de interesarse apasionadamente por áreas tan variadas como la teología, el deporte (no solo físico sino también mental , como el ajedrez), la historia, la música, la pintura, la geografía, el bricolaje, la cerámica, el turismo, etc.

Es responsabilidad de todos fomentar que nuestros mayores realicen estas y otras actividades, pues es bien sabido que una de las mejores formas de envejecer consiste en iniciar el aprendizaje de una nueva tarea que abra la curiosidad hacia otros horizontes.

Interesarse por aprender cosas nuevas en esta edad es el mejor modo sin duda alguna de luchar contra los sentimientos de soledad y contra el aislamiento; es la forma de demostrarse a uno mismo que aún queda mucho por hacer y que la finalidad de sus actividades ya no están, por suerte, en la obligación de aprobar una asignatura o en la necesidad de sacar unas oposiciones o de obtener un ascenso, sino en el propio “saber por saber”, en el disfrute de “aprender porque disfruto aprendiendo, porque me interesa esta actividad de forma personal”.

La participación activa en actividades culturales resulta fundamental para mantener una buena capacidad intelectual. La mente debe ser ejercitada del mismo modo que el cuerpo. La inteligencia de una persona no se detiene a ninguna edad determinada. Factores individuales como la creatividad y la curiosidad del ser humano pueden y deben seguir desarrollándose siempre.

Foro: Envejecimiento activo y las capacidades cognitivas

Diversos estudios realizados con personas mayores han puesto de manifiesto que si la persona se rodea de un ambiente estimulante y tiene a su alcance la posibilidad de realizar actividades que resulten de su agrado e interés, es posible y muy probable no solo que aumenten sus facultades cognitivas (mentales) sino que aumente también el sentimiento de gratificación personal y con él la calidad de vida percibida.

No existe ninguna duda de que la inactividad física provoca enfermedades y rigideces musculares que conllevan a un rápido deterioro del organismo. Esta realidad no se limita sólo al cuerpo, sino también y con una gran magnitud a las capacidades mentales.

Consecuentemente, la educación y la formación no debe tener límite de edad, debe ser permanente, ya que es una realidad que a cualquier edad el ser humano se siente gratificado por el conocimiento “per se”, por el propio enriquecimiento personal que le aporta interesarse por una materia y exprimir de ella todo el contenido posible.

Como dijo una vez un sabio “lo interesante del viaje no está en la llegada sino en el propio camino”…

Escrito por:
Olga Sanz Lucas

Acerca de Olga Sanz

Licenciada en Psicología (UNED). Master en Psicopatología y Salud (UNED). Especialista en intervención Gerontológica y en Atención a Enfermos de Alzheimer. Posgrado en Rehabilitación Psicosocial de Personas con Enfermedad Mental Grave y Crónica.
Esta entrada fue publicada en Envejecimiento Activo. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a La Capacidad de Aprendizaje en las Personas Mayores

  1. Yolanda dice:

    Verdaderamente interesante; eso pensamos muchos, cuando somos mayores ya no podemos aprender.
    gracias.

  2. Mapi dice:

    Yo trabajo con personas mayores y tengo varios trabajos, entre ellos dos publicaciones, que pueden ver en mi página web donde realizo una experiencia sobre el aprendizaje significativo, la ampliación de la cultura y la autoestima

  3. María Isabel Rodríguez Baquero dice:

    No puedo estar más de acuerdo. Aprender siempre gratifica, como lo hace el tener una actividad motivadora, aunque por cualquier causa se encuentre uno en un momento de “sequía”. Yo tengo 73 años y hace sólo tres que acabé mi segunda novela y dos de mi último libro de poesía. Ahora llevo un tiempo “en dique seco”, pero no me preocupa. Continúo leyendo, poesía, novela, ensayo, continúo realizando actividades que me enriquecen, asistir a tertulias y recitales, reunirme con personas también motivadas por la escritura, la lectura, visitar exposiciones, hacer un poco de deporte…
    Y si vuelvo a entrar en una etapa creativa, mejor, nada deseo tanto. Pero si no, tampoco pasa nada. Al fin, ya he escrito mucho y siempre podré leer, relacionarme con el mundo que me interesa, pasear, ver cine, teatro…
    Y todo eso hace sentir que la vida puede ser apasionante también después de los 70… Y supongo que bastante más.

  4. Paqui dice:

    Soy una firme precursora de la estimulación y la actividad en personas mayores
    hace 3 años me estoy formando en el sector , con el fin de trabajar a titulo particular y contribuir con mi pequeño grano de arena en la estimulación de las personas mayores que creen que envejecer es parar. Todo lo contrario, hay un gran abanico de oportunidades . Si alguien conoce a alguna persona que necesite ayuda , me ofrezco para trabajar con ellos y aplicar todos lo conocimientos adquiridos .

  5. carmen dice:

    a mi me gustaria que me dijera mas paginas para poder entender a los mayores, ya que mi padre vive con migo, y muchas veces me desperaa, ya que no se que hacer para motivarle, gracias

    • Matilde Mondragon Ramos dice:

      Claro me interesa tener mas informacion sobre pacientes enfermos, para poderlos ayudar, mi mama y mi papa estan enfermos, mi ma Alzheimer y mi papa Parkinson ya casi no puede caminar…..es muy dificil pero sin nos ayudan en darnos mas informacion seria mas facil o menos dificl….gracias de antemano…..Matilde…

  6. juana dice:

    tengo 67 años. ME GUSTA APRENDER, procuro leer todos los días. Me gustaría hacer muchas más cosas, pero tengo el problema de vivir en un pueblo pequeño dondelas posibilidades de comunicaci.on con personas que tengan tus inquietudes son nulas.
    En internet estoy siguiendo un curso de ingles, no avanzo mucho, pero me ayuda a no darme por vencida.

    Tengo

    e

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>