La solidaridad intergeneracional será un pilar del bienestar social

El próximo 29 de abril se celebrará por primera vez el Día Europeo de la solidaridad intergeneracional, una oportunidad para desarrollar acciones de solidaridad con los mayores y apoyar los encuentros intergeneracionales.

La necesidad de cooperación entre las generaciones jóvenes y mayores ha ganado importancia durante la última década. Uno de los antecedentes más notorios en España para el desarrollo de las iniciativas y programas actuales fue la segunda Asamblea Mundial de las Naciones Unidas sobre el Envejecimiento, celebrada en Madrid en el año 2002.

Uno de sus aspectos más importantes fue reconocer la necesidad de crear ciudades y sociedades para todas las edades. El documento de la ONU afirma que “cuando el envejecimiento se acepta como un éxito, el recurso a las competencias, experiencias y recursos humanos de los grupos de más edad se asume naturalmente como una ventaja”. Partiendo de este supuesto, se ha buscado tener en cuenta las necesidades particulares de los mayores y los jóvenes, para diseñar programas y asociaciones pertinentes. Considerando algunas estrategias en este orden, en España cabe destacar el papel de la Red Intergeneracional del IMSERSO y de planes de convivencia como el plan de alojamiento universitario en Murcia o el programa Vive y Convive de la Obra Social de la Caixa Catalunya. También los diferentes programas de voluntariado son entendidos como experiencias de solidaridad intergeneracional.

El día europeo de la solidaridad Intergeneracional responde a la misma preocupación. Fue creado durante la presidencia eslovena de La Unión Europea en el primer semestre del 2008. El documento que resumió la propuesta afirma que “debido a los cambios en la demografía, la solidaridad intergeneracional es hoy en día más importante que nunca, considerando que las soluciones existentes ya no pueden garantizar a todos los ciudadanos el nivel de protección social y sanitaria adecuado que constituye la base de la estabilidad social y política de cualquier sociedad“.

Adicionalmente, la celebración de este día buscar resaltar los beneficios de las experiencias de solidaridad intergeneracional, las cuales motivan cambios emocionales positivos (por ejemplo en el humor y la autoestima), cognitivos y sociales (por ejemplo fortaleciendo las relaciones de integración con la comunidad).

Esta entrada fue publicada en Voluntariado en la Tercera Edad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>