Prevención de enfermedades cardiovasculares en la vejez

Los Factores de riesgo para sufrir enfermedades cardiovasculares en la tercera edad son diversos. Lo mejor para combatirlos es la prevención. El experto José Ramón – Navarro explica por qué es necesario construir buenos hábitos desde la niñez y en qué se diferencias las estrategias de prevención primaria y secundaria.

foto por: aepoc

Los hábitos cardiosaludables: Existe una amplitud de hábitos que previenen la aparición de enfermedades cardiovasculares y no solamente cardiacas. Hábitos que deben ser protegidos y que previenen enfermedades derivadas de la esclerosis y ateromatosis no sólo de las arterias coronarias sino también de las cerebrales, de las que irrigan los miembros, especialmente los inferiores, y aún de la arteria renal. Y en el caso particular de enfermedades metabólicas (especialmente la hiperhomocisteinemia), también evitan la trombosis venosa.

La importancia de las enfermedades cardiovasculares estriba en que constituyen la causa más frecuente de muerte en la mayoría de los países desarrollados, resultando en un impacto muy grande en las áreas sanitaria, social y económica.

Factores de Riesgo: Son factores de riesgo cardiovascular aquellas condiciones físicas, químicas, ambientales o psicológicas que hacen al individuo proclive a padecer este tipo de enfermedades. Desde el  primer Estudio Framinghan se considera que son:

  • La obesidad
  • La hipertensión
  • El tabaquismo
  • La diabetes mellitas
  • La hipercolesterinemia.

Y a éstos se han añadido a lo largo del tiempo y por diversos estudios, éstos otros: niveles elevados de LDL-colesterol, niveles bajos deHDL-colesterol, la hiperhomocisteinemia, la hiperlipoproteinemia (a), la hiperfibrinogenemia y desviaciones de algunos factores de la coagulación y la hiperagregabilidad plaquetaria.

Prevención: El Diccionario de la RAE define la prevención, entre otras acepciones, como el conjunto de medidas destinadas a evitar o impedir algo.

Prevención primaria de las enfermedades cardiovasculares: consiste en una serie de medidas dirigidas a impedir la aparición de tales enfermedades en los individuos que aún no han llegado a padecerlas, se demuestren o no portadores de alguno o algunos de los factores de riesgo cardiovascular

Estos riesgos deben conocerse con el fin de detectarlos antes de que hayan producido su efecto nocivo, para diagnosticarlos y proceder inmediatamente a su tratamiento y anulación. Es de insistir en que la prevención primaria debiera empezar a practicarse desde la niñez, por más que -estando encomendada al médico general, que  no siempre está capacitado para tal función- es aconsejable que la clínica general deba apresurarse a aplicar los medios y procedimientos protectores que ayudan grandemente a evitar la aparición de las enfermedades cardiovasculares: la disminución del peso corporal, la dieta, la actividad física y, en caso de detectarse, los factores psicosociales, justamente considerados perjudiciales para el equilibrio psicosomático. Estas medidas positivas deben ser acompañadas con la supresión del tabaco y con la moderación en la ingesta de alcohol.
En resumen: la prevención primaria de las enfermedades cardiovasculares tiene como objetivo evitar la aparición de tales enfermedades, estableciendo cambios en el estilo de vida, persiguiendo la detección de la presencia de los factores de riesgo cardiovascular con el mejor de los tratamientos posibles. El diagnóstico no es el verdadero acto médico, el cual lo constituye el tratamiento. Se puede curar sin haber alcanzado un diagnóstico cierto, pero el sólo diagnóstico no cura. El mejor médico es el mejor terapeuta.

Queda dicho que la prevención primaria debe aplicarse desde la niñez, pero lo ideal no siempre es posible; de modo que la prevención debe aplicarse, cuando menos, a todos los familiares de pacientes con enfermedad ateroesclerótica o con insuficiencia cardiaca en edades relativamente tempranas (menores de 50 años).

Prevención Secundaria de las enfermedades cardiovasculares: es la que se aplica a aquellas personas que ya han sufrido alguna forma de enfermedad cardiovascular, especialmente localizada en coronarias, circulación cerebral o isquemia de las extremidades (enfermedad vascular periférica); en la convicción de que las medidas preventivas y aún terapéuticas (farmacológicas y/o quirúrgicas) prolongarán la supervivencia y mejorarán la calidad de vida de los individuos ya afectados.

La Prevención Cardiovascular Primaria en la Vejez: La prevención Primaria de las enfermedades cardiovasculares en personas de 65 años en adelante se realiza mediante la práctica de: promoción de estilos de vida adecuados  a personas de por lo menos mediana edad; acciones sobre los ya ancianos, dirigidas a la prevención de enfermedades, mediante la supresión de determinados signos amenazantes (por ejemplo, la reducción de la hipertensión diastólica disminuye en mucho la aparición de accidentes vasculares cerebrales); identificación de los signos de una enfermedad ya presente, los cuales, descubiertos a tiempo, permiten que sean tratados con éxito. Eso sí: la adopción de medidas para reducir los factores de riesgo debe hacerse mediante la aplicación de unos hábitos considerados como saludables, sin dejar de tener en cuenta la necesidad de que las modificaciones que se propongan sobre el estilo y la calidad de vida han de adaptarse a las circunstancias y problemas propios de la tercera edad.

Escrito por:
José – Ramón Navarro

Acerca de José - Ramón Navarro

Coronel Médico (R) de la Asocición Española de Militares Escritores
Esta entrada fue publicada en Salud en la tercera Edad. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Prevención de enfermedades cardiovasculares en la vejez

  1. Pingback: El Estrés en las Personas Mayores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>