Principales problemas y afectaciones de los cuidadores familiares

Los cuidadores familiares y principales responsables del cuidado de una persona con dependencia tienen muchos retos día a día. Es usual que sufran de sobrecarga en algún momento. María Espinosa, psicóloga experta en tercera edad, nos ofrece un panorama sobre el tema y una serie de útiles consejos para el cuidador familiar.

foto por: jeff y meredith Purganan

Cuando hablamos de un cuidador principal nos referimos  a la persona que dedica una gran parte de su tiempo al cuidado del enfermo o de la persona dependiente y que realiza esas tareas de cuidado de forma continuada y durante un tiempo prolongado. Aunque en ocasiones son varios los miembros de la familia que atienden al familiar dependiente, en la mayoría de los casos el peso del cuidado, al menos el peso principal, recae sobre una única persona.
Cuidar a una persona dependiente supone hacer frente a una gran cantidad de tareas, que desbordan con frecuencia las posibilidades reales del cuidador. Por lo que, en la mayoría de los casos éste se ve sometido a una situación de estrés continuada que conlleva a una serie de repercusiones para su salud.

Foro:
Cuidando al cuidador

Éstas son las repercusiones más habituales que se pueden llegar a tener por el cuidado prolongado de un familiar dependiente:

- Se reduce el tiempo de ocio, se abandonan las aficiones y las relaciones sociales. Todo aquello que antes resultaba gratificante para la persona.

- Las relaciones familiares se deterioran, aparecen más conflictos y disputas. Existe menos tiempo para la familia y en consecuencia aparecen sentimientos de incomprensión y soledad.

- Aparecen problemas económicos y laborales. Pueden aparecer más gastos de los previstos debidos a las necesidades de la persona dependiente. Algunos cuidadores tienen que abandonar su puesto de trabajo, lo que supone una pérdida económica y de status.

- La salud se ve deteriorada, existe una disminución de la actividad física, del tiempo de sueño y descanso. Se incrementan las alteraciones cardiovasculares y del sistema inmunológico.

- El estado emocional se desequilibra. Aparecen elevados niveles de ansiedad y depresión, lo que implica que el deterioro de la salud vaya en aumento.

Para prevenir estas dificultades y consecuencias hay recursos a los que se puede acudir para recibir ayuda, como pueden ser otros familiares del enfermo e incluso personas conocidas de confianza. Pero conviene tener en cuenta, que también podemos recibir apoyo de servicios especializados en el cuidado de personas dependientes, como pueden ser:

-Centros de día, donde la persona dependiente puede ir a pasar el día pero irse a dormir a casa.
-Residencias para estancias temporales, donde pueden estar en régimen de alojamiento y pensión completa durante unos días.
-Servicios de ayuda a domicilio, donde los profesionales asisten al domicilio a prestar ayuda las horas necesarias para la atención y cuidado del familiar.
-Servicios de teleasistencia, en los que instalando unos dispositivos en el domicilio o llevándolos encima, pueden recibir ayuda urgente o localizar dónde se encuentra el enfermo en caso de que se pierda.

Si los familiares solicitan ayuda dispondrán de un mayor tiempo libre.  Además existen diferentes  posibilidades para mejorar la calidad de vida de los cuidadores, lo que a su vez influirá en la calidad del cuidado de los enfermos. Entre las posibilidades podemos encontrar:

-Programas educativos, donde pueden obtener información sobre pautas para la mejora de la convivencia, así como una mayor comprensión de la enfermedad del familiar.
-Grupos de ayuda mutua, donde se reúnen con otros familiares que están en la misma situación. Esto les sirve para descargar tensiones, fomentar la comunicación y aprender y compartir estrategias para el manejo de situaciones estresantes durante el cuidado.
-Intervenciones psicoterapeúticas. Les ayuda a aprender a gestionar sus emociones y modificar aquello que les está causando problemas con el objetivo de mejorar su salud y bienestar.

Consejos. Algunos consejos que deben tener en cuenta los cuidadores principales o familiares son:
-    Conocer muy bien los cuidados que necesita el enfermo.
-    Descansar cada día lo suficiente.
-    Evitar automedicarse.
-    Cuidar las amistades de siempre o buscar nuevos amigos.
-    Seguir realizando aquello que siempre le ha gustado hacer (leer, caminar, ir al cine, de excursión… etc.,)
-    No olvidar el sentido del humor, esto ayudará a afrontar los conflictos que puedan surgir con diferente actitud.
-    Cuidar el aspecto físico para mejorar su autoestima.
-    Programarse para disponer de tiempo libre a la semana.
-    Por último, recordar siempre que es necesario “cuidarse para cuidar”.

Escrito por:
María Espinosa Jordán
Psicóloga Clínica. Especialista en tercera edad.

Acerca de Maria Espinosa

Psicóloga Clínica. Especialista en tercera edad.
Esta entrada fue publicada en Familiares Cuidadores. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Principales problemas y afectaciones de los cuidadores familiares

  1. nuria dice:

    tengo una experiencia personal muy bonita y muy amarga a la vez! duarnte 5 años me ví enclaustrada en mi casa; abandoné todo; no tuve vida social; abandoné mi trabajo y no tuve ayuda alguna x parte de los sercicios sociales del ayuntamiento, jamás!!! me ha costado, despues del fallecimiento de mis padres, salir de la cueva 4 largos años; me daba miedo salir a la calle… eran total dependientes y mi madre se quedó ciega! …en fin…la vida misma!!! ahora estoy empezando a querer disfrutar de la vida, tengo 50 años y me he pasado toda la vida de cuidadora de mayores y de jovenes con problemas…!!! ahora es mi hora…pero no dejo de reconocer q, …los mayores “nos necesitan”…de ahi q dspues me picara el gusanillo e hice un curso de aux. de enfermeria en geriatria para dedidarme a ellos; mi experiencia en residencia…fué tal, q he jurado no volver más dadas las condiciones de trabajo…pero me da muchísima pena q “pasen” olimpicamente y los tengan como roperos empotrados y fijados al suelo; sin moverse…!!! en fin…me he desahogado un poquito! Gracias!!! …pero estos temas, pueden conmigo; me traspasan el alma!!! …y si hablas…eres mala y te “mandan” a callar…porque la politica en los pueblos pequeños “funciona” así!!! Y es triste ver como los responsables de todo índole, pasan olimpicamente de las denuncias… y viran la cara intentando “callar” voces q claman un trato digno…!!! me quedo aqui, porque si sigo…mmmmmmm…mmmmm….!!!

  2. Estos consejos son la regla de oro,para que el cuidador se sienta bien y trasmita su bienestar al enfermo.

  3. María Espìnosa dice:

    Hola Nuria, por lo que comentas entiendo que has pasado momentos muy amargos como cuidadora pero seguramente hayas tenido una lección acerca de la vida que te permite verla ahora desde otro punto de vista. Es muy bonito que seas consciente de todo esto y de lo importante que es tener tu espacio aunque esto sea después de mucho tiempo. Estoy segura de que ahora no esperarás tanto y disfrutarás de cada momento que la vida ponga en tu camino, sin que esto implique olvidarte de las personas que te necesitan. Me alegra que puedas compartir esta experiencia con nosotros. Gracias.

    Gracias también a cuidadoraactiva que valora estos consejos, espero que se tengan en cuenta y sobretodo que se pongan en práctica.

  4. Ana Teresa dice:

    El problema de los cuidadores es que acaban en una espiral que los envuelve y de la que no saben salir. Incluso si disponen de unas horas para ellos mismos acaban sintiéndose culpables por disfrutar de un ratito de sus vidas. Es muy importante que el cuidador tome conciencia de que ellos no pueden llegar a todo, que necesitan disponer de horas de relax, de disfrutar de los amigos, de sus hijos, parejas, etc., Hay muchas alternativas para poder organizar sus vidas sin dejar de cuidar a sus mayores, contando con ayuda profesional que les supla durante unas horas al día, a la semana, fin de semana. La Federación de Alzheimer organiza cursos en las que te enseñan a cuidarte,”Cuidando al cuidador” son cursos muy interesantes.

  5. Mapi dice:

    Creo que deberíamos plantearnos por qué es mayoritariamente la mujer la que ejerce de cuidadora, realizando este análisis podremos denunciar una vez más las estructuras machistas en las que está asentada nuestra sociedad, en este análisis detectaremos la necesidad de un cambio personal en cuanto estereotipos, para posteriormente empoderarnos, denunciando y reivindicando una ética del cuidado que nos implique a todos y a todas, y por supuesto la responsabilidad del estado para que nos garantice calidad de vida.

  6. María Espinosa dice:

    Gracias por tu información Ana Teresa, como dices es muy importante ser conscientes de las necesidades de los cuidadores y no sólo de las personas dependientes. Asistir a estos cursos educativos debería ser algo fundamental.

    Desgraciadamente Mapi, la mayoría de mujeres terminan ejerciendo el rol de cuidadoras aunque no hay que olvidar que aunque sean pocos, empiezan a ser más los hombres que se encargan del cuidado de un familiar dependiente. Es un proceso de cambio lento y costoso, pero mientras tanto en nuestras manos está cuidarnos e intentar cuidar a las mujeres que se encargan de este rol.
    Saludos.

  7. marta dice:

    Es dificil cuando, siendo soltera, la familia te considera un instrumento, aunque para mi la eleccion de ser cuidadora partió hace años de forma voluntaria, contribuyendo al sostenimiento económico del enfermo totalmente dependiente, no ha habido agradecimientos, sólo juicios que alcanzan mi vida personal. Lo último, decir que hago esto por sentiminto de culpa de abandonar al enfermo, cuando yo siempre lo he sentido como un acto de generosidad hacia un ser querido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>