Protección a las Personas en Situación de Dependencia

Hemos entrevistado a Djamil Tony Kahale Carrillo acerca de la Dependencia en España y su libro “Protección a las Personas en Situación de Dependencia“. Djamil es Licenciado en Derecho y Doctor por la Universidad de Salamanca, Profesor de la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA), y experto en temas de la Seguridad Social y la Dependencia. El estudio ha sido galardonado con la Primera mención del VII Premio para trabajos de estudio e investigación sobre las Administraciones Públicas 2007, del Instituto Nacional de Administraciones Públicas.

Libro sobre la protección a personas con dependencia

¿Por qué las personas con dependencia deben ser protegidas en la sociedad actual?
Djamil Tony Kahale: Antes de contestar a la pregunta es conveniente definir dependencia. El apartado segundo del artículo 2 de la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, la define como el estado de carácter permanente en que se encuentran las personas que, por razones derivadas de la edad, enfermedad o discapacidad, y ligadas a la falta o a la pérdida de autonomía física, intelectual, mental, o sensorial, requieran de la atención de otra u otras personas o ayudas importantes para realizar actividades básicas de la vida diaria o, en el supuesto de las personas con discapacidad intelectual o enfermedad mental, de otros apoyos para su autonomía personal.

Bajo este contexto, se evidencia que el legislador ha querido proteger a las personas en situación de dependencia, dado que en España los cambios demográficos y sociales han originando un incremento progresivo de esta población. Por un lado, el importante crecimiento de las personas de más de 65 años, que se ha duplicado en los últimos treinta años, para pasar de 3,3 millones de personas en 1970 (9,7 % de la población total) a más de 6,6 millones en 2000 (16,6 %).

La población mayor de 80 años se ha duplicado en dos décadas

A todo ello debe añadirse la dependencia por razones de enfermedad y otras causas de discapacidad o limitación, que se ha incrementado en las últimas décadas por los cambios producidos en las tasas de supervivencia de determinadas enfermedades crónicas y alteraciones congénitas y, asi mismo, por las consecuencias derivadas de los índices de siniestralidad vial y laboral. Todo lo anterior ha hecho que el legislador haya promulgado aquella ley, conocida como la Ley de Dependencia, que tiene por objeto regular las condiciones básicas que garanticen la igualdad en el ejercicio del derecho subjetivo de ciudadanía a la promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia.

En su libro analiza los “instrumentos” que atienden las necesidades de aquellas personas que requieren apoyo para realizar las actividades de la vida diaria ¿en términos generales cuáles son estos instrumentos?
Djamil: Los instrumentos que atienden las necesidades de las personas en situación de dependencia son los que la Ley señala, y se desarrollan en su reglamento. En este sentido, el libro desarrolla los Servicios y las Prestaciones económicas del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia. En cuanto a los Servicios de atención a la dependencia,  los Servicios de prevención de las situaciones de dependencia y de promoción de la autonomía personal, Servicio de Teleasistencia, Servicio de Ayuda a Domicilio, Servicio de Centro de Día y de Noche y Servicio de Atención Residencial.

Djamil Tony Kahale Carrillo

En relación a las Prestaciones económicas se analiza la Prestación económica vinculada al servicio, Prestación económica de asistencia personal y Prestación económica para cuidados en el entorno familiar y apoyo a cuidadores no profesionales. Asi mismo, se aborda el régimen de incompatibilidades con los servicios del catálogo de la Ley de Dependencia, la cuantía de las prestaciones económicas, el traslado del beneficiario entre Comunidades Autónomas y la Seguridad Social de los cuidadores de las personas en situación de dependencia, entre otros.

¿Son suficientes estos instrumentos y ayudas?
Djamil: Actualmente, la Ley de Dependencia no garantiza la calidad de la atención, dado que las prestaciones económicas no aseguran las condiciones más adecuadas a las necesidades de las personas en situación de dependencia, al igual que la formación básica de sus cuidadores. Aunado a la crisis que en esos momentos estamos viviendo hay recortes para la mejor implantación del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia.

¿Por qué las administraciones tardan tanto tiempo en dar respuesta a las solicitudes de las personas que necesitan resolver una situación de dependencia?
Djamil: La Ley de Dependencia delega en las Comunidades Autónomas para que determinen los órganos de valoración de la situación de dependencia, y estos, a su vez, emitan un dictamen sobre el grado y nivel de dependencia, con especificación de los cuidados que la persona pueda requerir. Dicho en otros términos, la Ley contempla un conjunto de criterios procedimentales comunes para que las Comunidades Autónomas elaboren sus propios procedimientos, en el que todas no comenzaron a tramitar su ley por igual y al mismo tiempo.

Por consecuencia, hay Comunidades que han aplicado tempranamente el reconocimiento de la situación de dependencia que otras. Este sería uno de los motivos, entre otros, del por qué las Administraciones Públicas tardan en resolver las solicitudes presentadas.
Una de las conclusiones que se obtienen en el estudio es la disparidad de criterios existentes entre las Comunidades Autónomas a la hora de determinar la situación de dependencia, es por ello que se ofrece un procedimiento común que fuera el mismo en todo el país, para así evitar criterios de valoración distintos de una Comunidad Autónoma a otra.

¿Cómo era la protección a las personas con dependencia en España hace 30 años?
Djamil: La protección a las personas mayores tuvo un inicio de desarrollo normativo en la década de los setenta, mediante el Servicio Social de Asistencia a Pensionistas. Se estableció con la denominación de Servicio Social de la Seguridad Social de Asistencia a los Ancianos. Seguidamente, acontecen diferentes escenarios políticos y científicos que fundan los pilares de la Ley de Dependencia.
El libro, en este sentido, desarrolla toda la gestación política de la dependencia desde los años setenta hasta la promulgación de la Ley con el objeto de que el lector tenga una visión global de su desarrollo.

¿Está amenazada la financiación pública del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia por la crisis actual en España y Europa?
Djamil: Según el Proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado para 2012 existe un recorte de 283 millones de euros en la partida dirigida a la Ley de Dependencia, dado que se ha suprimido el nivel convenido, con lo que se anula los convenios suscritos en materia de dependencia con las Comunidades Autónomas. Sin embargo, se aumenta el nivel mínimo de protección garantizado.

¿El aumento de la población mayor de 65 años está necesariamente relacionado con el aumento de las personas en situación de dependencia en la sociedad actual?
Djamil: El crecimiento de la población de más de 65 años y el aumento del colectivo de población con edad superior a 80 años conforman una realidad de la población mayor que conlleva problemas de dependencia en las últimas etapas de la vida para un colectivo de personas cada vez más amplio. Asimismo, existen diferentes estudios que avalan la correlación existente entre la edad y las situaciones de discapacidad, al señalar que más del 30% de las personas mayores de 65 años tengan algún tipo de discapacidad, mientras que este porcentaje se reduce a un 5% para el resto de la población.

¿Cuál es la diferencia entre Asistencia Social y Seguridad Social?
Djamil: La diferencia fundamental entre ambas figuras se encuentran en la Constitución Española, específicamente en los artículos 148 y 149 que hacen referencia al ámbito competencial que tiene el Estado y las Comunidades Autónomas. Por consiguiente, el Estado es competente en materia de legislación básica y régimen económico de la Seguridad Social, y las Comunidades Autónomas asumen competencias exclusivas en materia de asistencia social.
El libro analiza detalladamente las diferencias existentes en dichas figuras a través del estudio del conjunto normativo existente tanto a nivel nacional como supranacional, al igual que en la jurisprudencia y la doctrina.

¿A quién va dirigido el libro Protección a las personas en situación de dependencia?
Djamil: El libro se dirige a todos aquellos profesionales (psicólogos, derecho, trabajadores sociales, terapeutas ocupacionales, educadores, fisioterapeutas, técnicos, etc.) que trabajen en recursos sociales y sanitarios, así como a todas aquellas personas que quieran aproximarse a las cuestiones tratadas. Por lo que el estudio constituye un instrumento de apoyo técnico para la eficaz aplicación de la Ley de Dependencia, y, por ende, una potente herramienta que desarrolla el nuevo derecho subjetivo que tenemos todos los ciudadanos. Desde luego, los profesionales universitarios encontrarán una buena herramienta de trabajo (docente e investigador) en la obra, que abre nuevos frentes de investigación.

Esta entrada fue publicada en Dependencia. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Protección a las Personas en Situación de Dependencia

  1. Dolores dice:

    Yo pienso que deberia ser los primeros los que tienen enfermedades cronicos, hablo de mi caso en especial, soy extranjera, casada con un español, primero me pidieron 5 años de residir legalmente en españa, y eso aunque en mi pais me quitar dicha ley y la pension por vivir aqui en españa, y me la quitaron de hace 6 años, luego al cumplir 5 años en mayo año pasado volvi a poner los papees en marcha, al dia de hoy nada de nada y me dijeron que todavia tengo que esperar hasta al final de año, hablo de un joven de 24 años con 95% de discapacidad, como me ayuda a mi y a mi hijo el estado? en 6 años mi hijo tuvo que comer, si me han dado una pension por hijo a cargo son 520 euros, pero os aseguro que mi hijo pasa necesidades, es diabetico aparte de todo lo que tiene encima y todo esto cuesta dinero, yo ovio no puedo trabajar, lo he cuidado toda mi vida , creo que alguien tendria que saber diferenciar entre un joven que nacio asi y que realmente necesita ayuda y una persona mayor que vivio su vida, no quiero que se me entienda mal yo no digo que el de 80 no merece ser ayudado, pero algo va realmente mal si tienes que esperarte una barbaridad pa que alguien mueva un papel, y otra cosa, se tendria que controlar mas, hacer inspecciones y ver quien realmente necesita ayuda y quien la recibe sin necesitarla, donde esta la ley esta la trapa.

  2. miquel colàs dice:

    se puede ver algo mas del contenido: índice,…? se puede comprar on-line? Gracias

    Miguel Colás

    • Eva García dice:

      Buenos días Miguel, usted puede ver los contenidos del libro atreves de la web de la editorial y también realizar la compra del manual, faeditorial.es
      Eva

  3. Paco dice:

    Soy dependiente,opino que la ley de dependencia es un avance pero no es lo suficientemente respetada por las autoridades,digase buzones de correos demasiado altos,bolardos absurdos(por ejem) que obstaculizan el derecho individual de libre movimiento y un largo etc.
    Cualquier acción positiva ayuda,como no esta ley junto a la de no discriminación también lo hacen,aunque particularmente no me puedo sentir satisfecho ya que por ser dependiente corto la vida laboral de una persona de mi entorno familiar.
    Necesitamos por desgracia ayuda de terceras personas para poder valernos corporalmente, sin embargo muchos de nosotros tenemos la mente sana(a veces) y vivimos-vemos-palpamos en el dia a dia la incomprensión de ver-oir-leer que la ley de dependencia es inviable..y…yo, como cada dependiente no elegimos llegar a serlo.
    Cuando se haga cumplir la ley de no discriminación y la de dependencia será cuando nos sentiremos realizados como seres humanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>