¿Seguir trabajando hasta los 67 años?


Foto por: pedrosimoes7


La crisis económica, el aumento de jubilados durante los próximos 20 años y el rápido envejecimiento de la población, ha llevado al Gobierno a proponer retrasar la edad de jubilación de 65 a 67 años. Se afirma que la medida garantizaría la sostenibilidad del sistema de pensiones en el futuro. ¿Cuál es su opinión? ¿Usted seguiría trabajando dos años más?

La intención del Gobierno de extender la edad de jubilación hasta los 67 años ha desatado una tormenta de opiniones. Aunque es una propuesta y aún no está aprobada, la sociedad está demostrando su sensibilidad frente a este tema.





Los primeros en reaccionar han sido los sindicatos: la Confederación Sindical de Comisiones Obreras (CCOO) y la Unión General de Trabajadores (UGT) han manifestado su desacuerdo y han organizado jornadas de información y rechazo a esta medida. Una de sus principales críticas es que la propuesta sea una medida anti-crisis (para reducir costes) y que se haya anunciado por fuera del Pacto de Toledo, excluyendo la oportunidad de discutir la iniciativa con los grupos políticos y los agentes sociales.

Por esta razón distintas asociaciones como la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA) fueron escuchadas en la Comisión del Pacto de Toledo para debatir las ventajas y desventajas. De entrada, CEOMA rechazó las prejubilaciones y recomendó suprimir definitivamente la obligatoriedad de jubilarse a los 65 ó a los 67 años. Esta edad sólo debe ser el punto de partida voluntaria y, si en un momento el trabajador cumple esa edad, puede si así lo desea- jubilarse, siempre que, además, cumpla los requisitos de cotización que se exijan. La confederación ha redactado un decálogo de propuestas que vale la pena leer con más detalle.

Actualmente, el financiamiento del sistema de pensiones reviste un desafío socioeconómico que afecta a toda la Comunidad Europea. En Alemania, Dinamarca, Reino Unido, Grecia y Francia (donde la edad de jubilación es de 60 años) se está negociando un aumento de dos a tres años. Una de las alternativas más importantes al aumento de la edad de jubilación es, a cambio de postergarla, incentivar la contratación de mayores de 45 años, quienes representan el 25% de los desempleados en España. La Asociación EmpleoSenior ha resaltado los puntos a favor del colectivo senior en este contexto: experiencia calificada, conocimiento avanzado, trabajo en equipo, superación de dificultades, liderazgo y capacidad de emprendimiento.

La prolongación del tiempo laboral consensuada entre empleadores y empleados también es un recurso importante (en Japón ya existe esta normativa) aunque hayan puntos de vista divergentes. Por ejemplo, recientemente un estudio ha mostrado que la edad ideal de jubilación de los españoles se sitúa en torno a los 59 años. En este contexto, los servicios financieros para mayores y ayudas complementarias despertarán un nuevo interés entre la población. También el empleo del tiempo libre para mayores en actividades como voluntariado, educación y ocio, son factores que intervienen en el contexto de la jubilación y que deberán articularse con las medidas que se adopten.

Esta entrada fue publicada en Jubilación. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>